La asociación AMAMANTA y el Departamento de Salud de Requena promueven un taller de masaje infantil

January 10, 2011 by  
Filed under *Destacado, Salud

El Centro de Salud de Requena acogerá los sábados 14, 22 y 29 de este mes un taller de masaje infantil realizado por la Asociación Española de Masaje Infantil (AEMI) y promovido por la asociación AMAMANTA de apoyo a la lactancia materna y el Departamento de Salud de Requena.

El objetivo del taller es que “los padres descubran el masaje infantil y adquieran las destrezas necesarias para practicarlo. Nos gustaría que conociesen los beneficios que este tipo de técnicas tienen”, señala Mar Fuster, enfermera de la UCA y miembro de la asociación.

El curso, que constará de tres sesiones, abarcará también otros temas relacionados con la comunicación, el contacto y el desarrollo de los bebés. En cada sesión se abarcará una parte más del cuerpo para que se produzca un aprendizaje progresivo, así como se enseñarán distintas técnicas de relajación. Por otra parte, los padres aprenderán los signos no verbales que los bebés utilizan para comunicarse con ellos, de manera que “podamos respetar cuando y dónde quieren que les hagamos el masaje”¸ indican.

Cada sesión tendrán una duración aproximada de una hora y media en dónde también se compartirán nanas, canciones y cuentos para disfrutar de todos los beneficios de este tipo de técnicas. “ Nos sentaremos todos cómodamente en el suelo, en un ambiente distendido y relajado en dónde poder escucharnos y respetarnos todos”, apuntan.

Para información y reserva los interesados pueden llamar al 616 90 02 17.

Beneficios del masaje infantil

El masaje infantil, según indican los expertos, es beneficioso tanto para el bebé como para los padres o familiares. “Es algo más que una experiencia agradable o divertida, es una herramienta para mantener salud y bienestar”, indica una de las madres.

Gracias a esta técnica el bebé aprende a relajarse y consigue equilibrar los momentos de estrés/relax, favoreciendo así su desarrollo físico y mental. Por otra parte, el aprendizaje de este tipo de prácticas ayuda a los padres a sentirse seguros de su capacidad de criar y saber escuchar a su hijo. “Esto repercute también en todo el ámbito familiar. Un bebé relajado y unos padres seguros de sí mismos consiguen rebajar los niveles de ansiedad o estrés del núcleo familiar. Si aprenden a relajarse las relaciones entre ellos serán más naturales”, indica Mar Fuster.

Foto: Cartel del taller de masaje infantil

Comments are closed.