La Directora General de Patrimonio Marta Alonso destaca la labor realizada por la Generalitat para la recuperación de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Utiel

November 28, 2012 by  
Filed under *Destacado, Ayuntamiento

Luis Agüe/Utiel

La Directora General de Patrimonio Cultural, Marta Alonso, ha visitado las obras de recuperación y restauración que desde el pasado mes de abril se están efectuando en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Utiel, la cual ha sido restaurada por la Consellería de Turismo, Cultura y Deportes con una inversión de 582.259 euros financiados a través de los fondos europeos FEDER y cuyos trabajos han sido realizados por la empresa Torremar Rehabilitaciones S.L.
Acompañada por el Alcalde de Utiel, José Luis Ramírez y del párroco Emilio Hernández, han escuchado las explicaciones de los técnicos sobre las obras que se están llevando a efecto con motivo de esta intervención la cual ha sido desarrollada buscando siempre las técnicas y procedimientos más adecuados para subsanar los problemas estructurales de la iglesia, que habían dado lugar a la aparición de importantes grietas en las fachadas, según explicaron los arqueólogos José Manuel y Remedios Martínez García.
La Directora General, manifestó que “con esta restauración se ha conseguido consolidar uno de los bienes patrimoniales más relevantes de la Comunitat Valenciana”.
Al mismo tiempo, Marta Alonso dijo sentirse muy satisfecha “por la situación en que se encuentran las obras que consolidan este emblemático edificio como es la Iglesia Parroquial de Utiel.
La responsable de Patrimonio Cultural lanzó un mensaje de tranquilidad porque “lo más urgente ya está realizado y espero que en próximas intervenciones podamos continuar ayudando a la rehabilitación de esta hermosa Iglesia, especialmente en lo que se refiere a la reparación de las cubiertas que se encuentran en muy mal estado”
Por su parte el Alcalde de Utiel, José Luis Ramírez, significó la importancia que esta intervención tiene en cuanto a la rehabilitación de la Iglesia. Preguntado sobre la fecha de apertura al culto religioso de la Iglesia, Ramírez, indicó “no hay una fecha establecida para que de nuevo puedan celebrarse los oficios religiosos. Sólo puedo decir que se están cumpliendo los plazos de ejecución de las obras y esperamos que pronto los fieles de Utiel puedan, de nuevo, participar en su parroquia de las celebraciones religiosas”. A continuación, Ramírez, anunció “vamos a procurar realizar unas charlas de información a todos los ciudadanos con el objetivo de que puedan conocer la importancia de las obras realizadas”, afirmación que fue ratificada por la propia, Marta Alonso quien añadió “es bueno e interesante que los ciudadanos sepan todo lo que hemos hecho y las próximas actuaciones que podemos emprender”.
La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Utiel es un claro exponente del gótico meridional, que se define por la búsqueda de un espacio interior único, de formas rectangulares y cuadradas y marcadamente cerrado de cara al medio exterior. La portada recayente a la calle Santa María fue construida entre 1616 y 1620. Tan sólo 44 años después ya necesitó obras de reparación de las bóvedas y a comienzos del siglo XIX –en 1830- ya hay constancia de la existencia de la grieta de la fachada. Durante el transcurso de la obra se han compaginado dos frentes de actuación que se han desarrollado de forma simultánea: por un lado se ha procedido a la mejora del terreno situado bajo la cimentación de la nave, en la zona de la esquina de la plaza del Ayuntamiento con la calle Santa María, tanto por el interior como por el exterior del templo. Para ello se han realizado siete micropilotes de catorce metros de profundidad mediante la técnica de inyección armada a baja presión. Se ha perforado el suelo hasta alcanzar los 9 metros de profundidad y se han introducido tubos-manguitos de acero, para después inyectar lechada de cemento a presión, con el fin de mejorar la resistencia del terreno.
Por otro lado, se ha llevado a cabo la restauración de la fachada, durante la cual se han desmontado los sillares sueltos y en avanzado estado de deterioro, en cornisas, ventana y portada, pues algunos de ellos presentaban riesgo de desprendimiento y caída a vía publica. Tras la limpieza de la piedra y el mortero, y la aplicación de consolidantes y biocida, se recolocaron los sillares desplazados a consecuencia de los movimientos estructurales, situados en las claves de los arcos de la cornisa, la ventana y la portada, y se sustituyeron aquellos que se encontraban en avanzado estado de deterioro.
Finalmente se han sellado las dos grietas principales que atravesaban la fachada, y que en algunos tramos presentaban una anchura de 30 cm. Para ello se ha inyectado en su interior hormigón de cal hidráulica y se han colocado sillares de piedra similar a la existente en el exterior.

Nos encantaría conocer tu opinión. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.