La Falla de la Plaza de San Juan de Utiel dedica una parte de la misma al “mundo de los invidentes”

Luis Agüe/Utiel

La falla de la Plaza de San Juan en el ejercicio 2011-2012 va a pasar a la historia fallera de Utiel por “la innovación que el monumento fallero presenta a todos los ciudadanos y visitantes en fallas y que va a marcar un hito importante a la hora de visitar y ver una falla”. Así de rotundo se ha mostrado el presidente de la falla, José Miguel González Yagüe a la hora de calificar “como hecho histórico” el que la falla de la Plaza de San Juan dedique una parte de la misma al “mundo de los invidentes”.


Siempre se ha dicho que los monumentos falleros representan la sátira, la crítica sana de las escenas diarias del mundo, del lugar en que tienen lugar. Las fallas, de siempre, muestran a sus visitantes escenas de gran plasticidad y belleza donde los ninots, aparentemente grotescos, critican lo bueno y lo malo que tienen lugar a lo largo de un año en la Ciudad y que algunos “no pueden ver”.


Con referencia al proyecto innovador, el vicepresidente de la falla, José Blasco Pedret, ha explicado “queríamos hacer algo diferente a años anteriores, lo hablamos con el artista fallero, Paco Vizcaíno, quien nos animó en el proyecto. Lo consultamos con la JCF de Valencia quien no puso ningún tipo de problema, nos pusimos en contacto con la ONCE quienes nos ofrecieron toda su colaboración, pues ya existen algunas fallas en Valencia que recogen el sistema, así que ya está, “pensat y fet” se dice en valenciano.
Según Blasco Pedret “hemos trabajado durante dos años para conseguir el que la gente visiten las fallas no sólo pensando en lo bien que nos lo pasamos, sino que deseamos hacer llegar que una falla es algo más que un monumento, diversión, música o pólvora. Entendemos que la falla es algo, mucho más. De ahí el sentido didáctico que pretendemos dar a esta innovación que presentamos donde podrán palpar y adentrarse en el mundo de los invidentes”.
Por su parte, Rosa, invidente desde su nacimiento ha manifestado “estoy muy contenta por la iniciativa de la falla de la Rambla, porque va a darse a conocer la problemática que los invidentes tenemos. No sólo somos vendedores de cupones. Somos como cualquier persona que disfrutamos de la fiesta a pesar de no poderla “ver”, por lo que estoy muy satisfecha y entusiasmada de poder leer en nuestro idioma “el brailly” las críticas de la falla”.
José Enrique, quien perdió la visión a los 9 años, manifestó “practico mucho el piano pues me da la ocasión de conectar con todos. Yo he visto los colores del cielo, de la tierra….. y ahora, los recuerdo con especial cariño”. José Enrique continuó “lo que más me llama la atención de las fallas, las cuales he visto y pude disfrutar en un tiempo, ahora, las contemplo de otra forma, haciéndome a la idea de los metros que tienen de altura, la cantidad de ninots que hay y en especial valoro el esfuerzo de los falleros a la hora de construir una falla para que sea quemada el día 19 de marzo”.
Finalmente, tanto Rosa como José Enrique han hecho un llamamiento a todos los vecinos “videntes o invidentes” para que “vean” y sean conscientes de los problemas que a diario tenemos todos aquellos que disfrutamos de la fiesta a nuestra manera.
Finalmente, la Reina Fallera, Inmaculada Alegre, indicó “somos conscientes del gran problema que tenemos dentro de la sociedad con las personas invidentes y para ellos va dedicada parte de nuestra falla. Por eso creo que la gran innovación que presentamos en la falla, sirva de ejemplo para todos nosotros a la hora de valorar el problema de las personas que nos rodean y que, por diversas circunstancias, ellos no nos pueden ver”.

Nos encantaría conocer tu opinión. No permitiremos insultos ni palabras ofensivas . Gracias por colaborar.