La Asociación Española de Floristas Interflora prevé estabilidad en las ventas de flores en la Festividad de Todos los Santos.

La proximidad de esta festividad con el fin de semana y la valoración de las ventas del año pasado, nos hace ser positivos en las expectativas de ventas de este año. No se espera caída de ventas, pues el consumo en estas fechas es muy regular, por tratarse de una tradición muy arraigada en España. Para muchas personas es el día del año que se pone más esmero en decorar las lápidas y nichos, para algunas personas es el único día del año que lo hacen, la crisis en este día no tiene más peso que el deseo de honrar a nuestros seres queridos.
La compra del cliente se adapta a las necesidades de cada cliente, al recipiente que se quiere decorar, a los gustos, al presupuesto. Muchos floristas trabajan estos días sobre pedido, y hacen un trabajo personalizado e individualizado para la jardinera o el jarrón que se desea decorar. También son muy demandados los centros de flores y los ramos variados.
Aunque es una festividad con más arraigo entre la población mayor, también es cierto que hay una continuidad en los más jóvenes que han vivido la costumbre y el intenso arraigo de sus padres con esta tradición, y es precisamente este público el que compra y elige otras flores menos tradicionales, y que junto a las demás contribuyen a poner más color y vida en los cementerios. Debe tenerse en cuenta que es ley natural, que las personas más mayores tienen más seres queridos que han fallecido. De ahí, el hecho de que a partir de una cierta edad, los que ya no son tan jóvenes, van retomando esta tradición tan nuestra. Por otra parte, se sigue observando más demanda del producto en los pueblos que en las grandes ciudades. Read more