JULIÁN VILLARRUBIA en la Baja Aragón , una historia increible : un paralítico ha concluido una durísima carrera

Sin duda, la carrera más grande que muchos han visto de cualquier piloto, la más admirada por todos los que de ella conocen su historia, pero sobre todo, la más importante para un piloto: NICOLA DUTTO.

Nicola sufrió un accidente cuando competía en la baja Italia de 2010 y desde ese fatídico día de marzo, quedó paralítico. Perdió la capacidad de mover su cuerpo desde el ombligo para abajo, pero no entraba en sus planes quedarse sentado en la silla de ruedas el resto de su vida. No, Nico no. Nico era piloto de motos y aunque tuvo un corto pero intenso flirteo con las carreras de coches, Nico era piloto de motos y eligió correr en moto.
VER FOTOShttp://www.julianvillarrubia.com/fotos/baja_aragon_2012
Nadie podía comprender cómo un paralítico podría ir en moto, competir sin poder apoyar los pies ante los obstáculos, sin poder parar en los semáforos durante los enlaces, pero Nico sabía que ése era el menor de los problemas, pues como bien rezaban las camisetas conmemorativas que realizó para esta carrera, tenía varios ángeles guardianes que lo protegían a su alrededor y, con ellos a su lado, sólo la burocracia lo tumbaría (por fortuna, RACE, organizador de la Baja Aragón en los últimos años, fueron comprensivos y una vital ayuda para seguir adelante, y le autorizaron a participar). Read more

Julian Villarrubia : “De Cal y Arena”

“Así es la vida, todos lo sabemos. Un día estás eufórico porque tienes la oportunidad de hacer lo que más te gusta y el siguiente recibes una terrible noticia que deja tú ánimo por los suelos.

villarrubia-premio-baja-california-290.jpgEste es mí caso. Llevo toda la semana tratando de encontrar la mejor manera para dar dos noticias pero no me atrevía. Era incapaz de ponerme a escribir para relataros la tremenda alegría que me produjo saber que voy a participar en un gran rally este próximo mes de Abril en Argentina y no contaros algo que tiene mí corazón en un puño, por lo que sin fuerzas para hallar la solución, os escribo de la única forma que sé, a mí manera, visceral, esa que a veces logra cautivaros y otras aburriros.
Tras varias semanas estudiando la posibilidad de regresar a Argentina para tomar parte en un nuevo rally denominado desafío de la ruta 40 y que recorrerá de sur a norte (desde Río Gallegos hasta la Quiaca) toda Argentina me llegaron fantásticas noticias de mí amigo Luis Beláustegui (aquél que tanto me ayudó en el pasado Dakar) que me decía que había conseguido además de que el importador de GASGAS allí nos pusiera moto para cada uno, que la organización me costeara la mitad de la inscripción con lo que yo sólo debía pagarme el billete de avión, la estancia y la otra mitad de inscripción (aunque peleamos para que me salga coste cero). Read more