Las obras de construcción del vertedero situado en Caudete de las Fuentes estarán concluidas al final del verano

Luis Agüe/Utiel

El Director General, Vicente Tejedo, acompañado por el presidente del Consorcio Valencia Interior, José Javier Cervera y de los alcaldes de Caudete de las Fuentes, Utiel, Requena, Venta del Moro, Fuenterrobles y Villargordo del Gabriel, ha realizado estas declaraciones en el transcurso de la visita a las obras de esta instalación de eliminación de residuos domésticos


El director general ha recordado que la instalación dará servicio a los municipios de las cinco comarcas del interior de la provincia de Valencia y que suman más de 250.000 habitantes ya que en él se depositará el rechazo de las plantas de tratamiento de residuos, tanto la de Caudete que se encuentra anexa al vertedero como la que se está construyendo en Lliria que también estará operativa durante este año.


“Por lo que -ha destacado Tejedo- a lo largo del año estarán en funcionamiento la mitad de las instalaciones previstas en este Plan Zonal, tan sólo quedará la planta de Caudete que ya se encuentra en obras lo que pone de manifiesto el impulso dado desde la Generalitat a este tipo de instalaciones para dar una correcta gestión a los residuos generados”.

3.260.000 euros de inversión

Según ha explicado el director general la instalación supondrá una inversión superior a los 3.260.000 euros constará de tres espacios o celdas en los que se depositarán los rechazos.
Las dos primeras celdas, con una capacidad conjunta de 773.267 m3 de residuos, se estima que darán servicio al Consorcio durante 12 años, albergando unas 620.000 toneladas de rechazos provenientes de las plantas de Llíria y Caudete.
Cuando la tercera celda esté operativa la capacidad neta total del vertedero es de 1.483.087 m3, suficiente para albergar los rechazos de valorización de la zona durante 20 años.
En estos momentos las obras avanzan con las tareas de colocación de la lámina impermeable que recubre el vaso de vertido de la primera celda. Una vez realizado el movimiento de las arcillas impermeables que conforman el vaso, se colocarán las grandes láminas de polietileno de 2 mm de espesor en franjas paralelas y se unen con una soldadura térmica, cuya estanqueidad se comprueba centímetro a centímetro.
Además, el programa de vigilancia ambiental del vertedero incluye una red de 9 pozos para monitorizar regularmente la calidad del agua subterránea en el entorno de la instalación y un novedoso sistema de detección automática de fugas, que lo convierten en el depósito de rechazos de la Comunitat que puede acreditar una mayor garantía de seguridad ambiental.

 

Planta con capacidad para 40.000 toneladas

Finalmente, el director general ha recordado que el complejo de valorización y eliminación de residuos domésticos se completa con una planta donde se separarán las distintas fracciones aprovechables de los residuos que llegan al contenedor común, con una capacidad de tratamiento de 40.000 toneladas anuales de basura.